Jueves 26 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 26 de Mayo de 2022 y son las 20:32 -

POLICIALES

15 de octubre de 2016

Portero acusado de abusar nenes sigue en libertad

El encargado de una escuela en Pacheco fue denunciado por manosear a dos hermanitos de 6 y 8 años en 2015. Un año y medio después, el sujeto sigue trabajando en el mismo lugar y la Justicia no hizo nada.

Sigue trabajando en la escuela.

Portero acusado de abusar nenes sigue en libertad

El encargado de una escuela en Pacheco fue denunciado por manosear a dos hermanitos de 6 y 8 años en 2015. Un año y medio después, el sujeto sigue trabajando en el mismo lugar y la Justicia no hizo nada.

Se va a cumplir un año y medio de lo sucedido en un colegio de Pacheco y la familia sigue sin recibir una respuesta. En junio de 2015, dos hermanitos de seis y ocho años en aquel momento fueron víctimas de abuso sexual en las instalaciones de la Escuela José Hernández Nº 36 “El Zorzal”, y si bien hoy los menores acuden a otra institución educativa, el daño psicológico será muy difícil de revertir. Mientras la madre y la hermana mayor buscan justicia, el principal acusado -encargado del colegio- sigue en libertad.

Según averiguó “Crónica”, Cristian Daniel P. no solamente continúa en libertad, sino también sigue ejerciendo sus tareas en dicho lugar, a pesar del anuncio de las autoridades de la entidad de que sería destituido de su cargo, algo que nunca ocurrió, ya que testigos aseguran haberlo visto trabajando.

La causa está a cargo de la Fiscalía de Pacheco, pero lo que la familia de los menores denuncian es que buscan archivar el caso y postergar la Cámara Gesell hasta 2017. La historia comenzó en junio de 2015.

“Ellos no querían ir al colegio. Se agarraban de la cama, lloraban, gritaban que todos eran malos”, relató la hermana mayor, Magaly, a este medio.

Una vez que los chicos (la nena hoy tiene siete y el nene nueve) se animaron a contar lo que ocurrió, la madre hizo la denuncia en la Comisaría de la Mujer de Pacheco, donde intentaron comunicarse a la escuela pero, explica, “no le quisieron dar el nombre del portero”.

Por tal motivo, “le hicimos un escrache al colegio” y recién el pasado viernes 7 de octubre se conoció la identidad del acusado que continúa en sus funciones.

“No hay detenidos, es un desastre”, señaló la familiar. Según la hermana mayor, “los chicos estaban amenazados con no contar nada y les dijeron que les iban a quemar la casa. Otros no contaron nada por miedo”. Magaly, además, le agregó detalles a la causa explicando que “el portero, junto con las dos docentes de primero y segundo grado de turno mañana, le sacaban la ropa y los obligaban a hacer juegos sexuales. El nene vio como se llevaban a su hermana al baño”.

Y añadió que “en el caso de la nena no hubo penetración pero sí manoseo, pero del nene no sabemos que le hicieron porque el cuerpo médico fue un desastre”.

Mientras la justicia sigue a sus ritmo -que nunca son los mismos que los de las víctimas- los hermanitos siguen su vida escolar en otra institución, en la cual les costó mucho adaptarse por los daños psicológicos que afrontan desde semejante episodio.

COMPARTIR:

Comentarios