Miércoles 28 de Septiembre de 2022

Hoy es Miércoles 28 de Septiembre de 2022 y son las 06:29 -

ACTUALIDAD LOCAL Y ZONAL

20 de abril de 2017

La microficción es una manera de narrar y de leer.

Presenta características novedosas por su brevedad que nos abren nuevos caminos de lectura. Encontramos cuentos y aun fragmentos de novelas en sus pocas líneas, por caso:
Cuando despertó. el dinosaurio todavía estaba allí. En tan sólo siete palabras tenemos una historia completa. El relato pertenece a Augusto Monterroso, escitor mexicano que consideraremos junto a Juan José Arreola, otro enorme escritor mexicano autor de breves cuentos plenos de ironía y talento literario.

La microficción es una manera de narrar y de leer. 

Presenta características novedosas por su brevedad que nos abren nuevos caminos de lectura. Encontramos cuentos y aun fragmentos de novelas en sus pocas líneas, por caso:

Cuando despertó. el dinosaurio todavía estaba allí. En tan sólo siete palabras tenemos una historia completa. El relato pertenece a Augusto Monterroso, escitor mexicano que consideraremos junto a Juan José Arreola, otro enorme escritor mexicano autor de breves cuentos plenos de ironía y talento literario.

La microficción es una nueva manera de disfrutar la lectura: nos pide a los lectores que nos aliemos con el escritor para completar los textos, para suplir con nuestra reflexión lo que no está escrito pero está presente, apenas insinuado. De ahí la satisfacción que obtenemos por descubrir el sentido oculto, el enigma que latía en el texto, y que descubriremos en el filo de las últimas líneas o en una relectura.

Ya desde el título Confabulario, Juan José Arreola invita al lector a confabularse con el escritor para encarar juntos la aventura literaria.

Para quienes así lo deseen, la escritura de Microficciones no estará ausente en el curso: los participantes podrán escribir y leer sus breves textos en clase.

Serán tres clases los martes 9,16 y 23 de Mayo a las 18:30 en Laprida y Maipú, Vicente Lopez.

Leeremos Antología tímida de Augusto Monterroso, Ediciones de bolsillo y Confabulario Antológico de Juan José Arreola.

COMPARTIR:

Comentarios