Martes 31 de Enero de 2023

Hoy es Martes 31 de Enero de 2023 y son las 03:35 -

11 de noviembre de 2019

Tigre goleó a Chacarita por 3 a 0 y festejó en San Martín.

Con un triplete de Emanuel Dening, Tigre goleó 3-0 a Chacarita y Gorosito, quien finalmente no se irá a San Lorenzo, festejó el triunfazo. El Funebrero terminó con 10 con la expulsión de Robledo en medio de un clima caliente en San Martín.

 Tigre goleó a Chacarita por 3 a 0 y festejó en San Martín.

Con un triplete de Emanuel Dening, Tigre goleó 3-0 a Chacarita y Gorosito, quien finalmente no se irá a San Lorenzo, festejó el triunfazo. El Funebrero terminó con 10 con la expulsión de Robledo en medio de un clima caliente en San Martín.

En la previa, el partido pasó a un segundo plano, porque todos los focos estaban puestos en la continuidad o no de Pipo Gorosito, por lo menos de las puertas para afuera. Es que Tigre demostró, desde el comienzo, que estaba concentrado en el clásico contra Chacarita, y lo demostró desde el primer minuto. Salió a apretar con todo buscando el error del Funebrero y lo consiguió, porque ya a los 5’, Dening, una de las apuestas del DT que se fue ganando el puesto por sus buenas actuaciones, le ganó la cuerda a un Robledo que nunca lo pudo agarrar y definió al primer palo ante una mala respuesta de Trípodi. 

Sí, así de rápido el Matador se puso en ventaja para bajar la tensión y empezar a manejar el partido de la forma que más le gusta: tocando en el mediocampo y lastimando por todos lados a un Chaca que se paró en línea y dejó muchos espacios. Tigre hizo pesar su experiencia sobre un plantel joven de Chacarita y controló todo con el buen pie de sus volantes, porque Prediger fue dueño del medio, el Marciano Ortiz y Montillo se juntaron en la creación y los puntas complicaron siempre a los marcadores del local, quienes nunca los pudieron encontrar cuando la pelota fue hacia ellos. Es que el resultado decía 1-0, pero en la cancha, la diferencia fue mucho mayor. 

Para colmo, Robledo pegó un patadón y vio la tarjeta roja. Y claro, ahí el marcador reflejó la realidad: Dening se hizo un festín y, con su velocidad, metió dos goles más -el segundo un golazo por encima del arquero- para sellar el hat-trick. Sí, los de Victoria, volvieron a mostrar algo del equipo que ganó la Copa Superliga ante un Chaca muy débil y en medio de un clima caliente y con incidentes en San Martín. Brilló, fue contundente y se quedó con un triunfo clave para ponerse a dos puntos del G8.

COMPARTIR:

Comentarios