Jueves 30 de Junio de 2022

Hoy es Jueves 30 de Junio de 2022 y son las 04:17 -

TRAS LOS PASOS DEL TIGRE

19 de marzo de 2022

EN EL CLÁSICO DE LA SÉPTIMA FECHA TIGRE GOLEÓ A PLATENSE POR 4 A 0 Y SE COLOCA EN EL SEGUNDO PUESTO

Tigre es cosa seria. Con una actuación impecable, borró a Platense de la cancha y le ganó el clásico por 4 a 0 para subirse al segundo escalón de la tabla de posiciones del Grupo B de la Copa de la Liga Profesional.

El partido mantuvo cierta paridad solamente por 10 minutos, en los que el "Calamar" intentó acercarse al arco local con algo de riesgo. Sin embargo, cuando Colidio anotó el primer gol a los 11 minutos de juego, ya no hubo partido. La apertura del marcador llegó luego de un centro perfecto desde la izquierda enviado por Prieto que Colidio cabeceó, pese al choque con Cardozo que lo dejó sentido y le impidió festejar. El balón ingresó luego de pegar en el palo y se convirtió en el primer tanto del "Matador".

La misma receta utilizó el conjunto local a los 20 minutos y el final casi se repite. Centro de Prieto, despeje corte de De Olivera y la pelota que cae en los pies de Colidio, quien esta vez elevó el remate por arriba del travesaño. Platense intentó reaccionar sobre los 30 minutos, pero en una contra, Colidio se escapó sin que pudieran detenerlo, aún tomándolo de la camiseta, para habilitar a Castro, quien fue derribado al ingresar al área. El penal cobrado por Falcón Pérez fue ejecutado por Magnín, quien no falló para hacer estallar a la hinchada tigrense por segunda vez en la noche.

No conforme con ello, el equipo dirigido por Diego Martínez siguió yendo hacia el arco rival y no tardó demasiado en estirar la ventaja. Tras una lúcida jugada colectiva, Castro dejó a Blondel mano a mano con De Olivera y el lateral definió como un delantero con un sutil toque sobre la salida del arquero. El inicio del complemento fue una continuidad de la primera etapa. Ya a los 5 minutos, De Olivera se estaba revolcando para salvar su valla ante un remate de Magnín. El duelo se repitió poco rato después y, ante el desconcierto generalizado por un supuesto off side del delantero (inexistente), el goleador de Tigre ejecutó al guardavallas rival con un furibundo derechazo. La bronca de la visita fue generalizada, contemplando que la terna arbitral tuvo un importante desacople: mientras el juez de línea levantaba la bandera, el árbitro daba via libre e indicaba el centro del campo, convalidando la acción.

Faltaba más de media hora de juego, pero el partido ya estaba liquidado. Tigre ganó, gustó y goleó y se convirtió en un serio candidato a darle pelea al que se le interponga en su camino.

COMPARTIR:

Comentarios