Jueves 26 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 26 de Mayo de 2022 y son las 11:28 -

TRAS LOS PASOS DEL TIGRE

4 de abril de 2022

TIGRE LE GANÓ A ROSARIO CENTRAL 2 A 0 Y POR DIFERENCIA DE GOL HOY ES PUNTERO

Tigre venció a Rosario Central por 2 a 0 en el Estadio José Dellagiovanna por la fecha 8 de la Copa Liga Profesional.
Los goles por parte del local Tigre fueron de PABLO MAGNIN 48 Mn de penal. LUCAS BLONDEL 83 Mn Con esta victoria, el local dirigido por Diego Hernán Martínez, acumula 15 y quedó 1ªen la tabla,
PRÓXIMA FECHA: 09 / 04 19 HS. 15 / 04 16, 30 HS Y EL 19 / 04 19 ,00 HS

Historial de Tigre vs Rosario Central

Anteriormente se enfrentaron en 14 partidos, de los cuales el local se quedó con 6, el visitante con 6 y 2 fueron empatados. El último partido entre ellos se disputó el 17 de Febrero y terminó 0 a 2.

Las estadísticas que no podes perderte de Tigre y Rosario Central

Rosario Central tuvo más la pelota con un 50.3% de posesión, mientras que Tigre alcanzó un 49.7%. Además, Rosario Central cometió 21 infracciones, mientras que Tigre hizo 13 fouls. El Matador le ganó bien a Rosario Central y se subió a lo más alto de la Zona B junto a Boca y Estudiantes.

Tigre se hizo un lugar en lo más alto de su Zona B. Sin jugar un buen primer tiempo, con escasez de inventiva, en el segundo pasó por ventanilla a través de un penal y lo liquidó con un golazo al aprovechar los espacios. Ya con doce compromisos en fila sin derrotas en condición de local, el Matador alcanzó los 15 puntos, los mismos que Estudiantes y Boca, pero quedó como único líder en la Zona B por mejor diferencia de gol.

El equipo de Diego Martínez, con su primera anotación, movió las aguas y Central atacó con más necesidad. Tuvo algunas llegadas por los costados, aunque sin ser del todo serias porque las terminaciones eran flojas por malas ejecuciones. Tigre se replegó y, ordenado, le cerró las puertas al rival. Y con la esperanza de que le aparecieran espacios para liquidarlo de contra. Tuvo un par de chances, como ese cabezazo de Retegui que dio en el palo o ese testazo que le tapó Servio. Y lo remató desde ese golazo de Blondel.

En el debut de Somoza como DT, el cuadro rosarino mostró, como primeras credenciales, un espíritu de lucha marcado para tratar de recuperar la pelota. En la otra parte, la del juego, deberá trabajar bastante el flamante entrenador... Partido con tránsito muy congestionado armaron Tigre y Rosario Central en el primer tiempo. Muchas ganas, fuerza, vehemencia, combate. Sobró actitud de los dos lados, con presión ejercida en diferentes sectores del campo. Pero no hubo luces que alumbraran el camino hacia los arcos de enfrente. Los pocos circuitos limpios de juego que se vieron quedaban estériles en tres cuartos de cancha. Ahí morían todos los intentos. Ni Vecchio, jugador talentoso si los hay, pudo salir de ese nudo.

A falta de acciones asociadas que penetraran las defensas, tampoco aparecían jugadores con desequilibrio individual. Así, se hacía muy difícil. Tanto que el Canalla, en ese primer tiempo, no pateó una sola vez al arco. Tigre por momentos tuvo una leve superioridad en el manejo, aunque de manera inocua. Apenas una chance fabricó: tras un centro desde la izquierda, Protti le pegó desde el área chica y Servio se lo tapó mano a mano. Si entraba, quizá el VAR hubiera recomendado la anulación porque previo al centro, la pelota se había ido por la línea de meta.

Tigre se hizo un lugar en lo más alto de su Zona B. Sin jugar un buen primer tiempo, con escasez de inventiva, en el segundo pasó por ventanilla a través de un penal y lo liquidó con un golazo al aprovechar los espacios. Ya con doce compromisos en fila sin derrotas en condición de local, el Matador alcanzó los 15 puntos, los mismos que Estudiantes y Boca, pero quedó como único líder en la Zona B por mejor diferencia de gol.

El equipo de Diego Martínez, con su primer tanto, movió las aguas y Central atacó con más necesidad. Tuvo algunas llegadas por los costados, aunque sin ser del todo serias porque las terminaciones eran flojas por malas ejecuciones. Tigre se replegó y ordenado  le cerró las puertas al rival. Y con la esperanza de que le aparecieran espacios para liquidarlo de contra. Tuvo un par de chances, como ese cabezazo de Retegui que dio en el palo y otro que le tapó Servio. Y lo remató con un  golazo de Blondel. En el debut de Somoza como DT, el cuadro rosarino mostró, como primeras credenciales, un espíritu de lucha marcado para tratar de recuperar la pelota. En la otra parte, la del juego, deberá trabajar bastante el flamante entrenador...

Partido con tránsito muy congestionado armaron Tigre y Rosario Central en el primer tiempo. Muchas ganas, fuerza, vehemencia, combate. Sobró actitud de los dos lados, con presión ejercida en diferentes sectores del campo. Pero no hubo luces que alumbraran el camino hacia los arcos de enfrente. Los pocos circuitos limpios de juego que se vieron quedaban estériles en tres cuartos de cancha. Ahí morían todos los intentos. Ni Vecchio, jugador talentoso si los hay, pudo salir de ese nudo.

A falta de acciones asociadas que penetraran las defensas, tampoco aparecían jugadores con desequilibrio individual. Así, se hacía muy difícil. Tanto que el Canalla, en ese primer tiempo, no pateó una sola vez al arco. Tigre por momentos tuvo una leve superioridad en el manejo, aunque de manera inocua. Apenas una chance fabricó: tras un centro desde la izquierda, Protti le pegó desde el área chica y Servio se lo tapó mano a mano. Si entraba, quizá el VAR hubiera recomendado la anulación porque previo al centro, la pelota se había ido por la línea de meta.

COMPARTIR:

Comentarios