Martes 27 de Febrero de 2024

Hoy es Martes 27 de Febrero de 2024 y son las 08:10 -

ACTUALIDAD

21 de mayo de 2023

Di Tullio en el PARLATINO: Declaración de repudio a la violencia política contra las mujeres y apoyo al reclamo de soberanía sobre Malvinas

La senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, Juliana di Tullio presentó dos pedidos de declaración en la 37ma Asamblea Ordinaria del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO). El primero establece una declaración de repudio a la violencia política hacia las mujeres en la región, mientras que el segundo establece al 10 de junio como el “Día de la Solidaridad
Latinoamericana con las Islas Malvinas Argentinas”. Ambos fueron aprobados por amplia mayoría.

Ser mujer y política en América Latina no es nada fácil. La violencia política contra las mujeres no la ejerce sólo el varón, se ejerce desde las redes sociales, los medios masivos de comunicación, desde el sistema todo, por eso es importante que la denunciemos en todos los ámbitos. Y como lo venimos recalcando, la deshumanización a la que nos someten desde todos los ángulos, llega al límite de que intenten suprimirnos. El caso de los intentos de asesinato contra nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo pone de manifiesto”, afirmó Di Tullio. Respecto a la declaración sobre nuestras Islas Malvinas, la senadora bonaerense expresó: “Estamos muy orgullosos y orgullosas de seguir llevando a todos los foros internacionales nuestro legítimo reclamo de soberanía sobre las Islas, y esta declaración refuerza el apoyo de la región sobre este histórico reclamo”. El PARLATINO, que se desarrolla en Panamá bajo el lema “Mujeres y niñas protagonistas necesarias en el desarrollo de América Latina y el Caribe” reunió a 13 comisiones de trabajo que debatieron durante los días miércoles 17 y jueves 18 de mayo, mientras que las sesiones plenarias se llevaron adelante el viernes 19 y el sábado 20 de mayo. El acto de apertura estuvo a cargo de la presidenta del organismo para el período 2022-2024, la senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR) quien presentó un informe sobre las actividades realizadas por los diferentes órganos de la institución. Además de las declaraciones obtenidas, en el marco de la Comisión de Igualdad de Género, Niñez y Juventud, la senadora Di Tullio participó de los debates sobre la formulación de leyes modelo sobre la real equidad de género en el precio de los bienes de consumo masivo (contra el llamado “impuesto rosa”) , la introducción del concepto de responsabilidad parental en la legislación familiar y un proyecto contra la sextorsión, entre otros temas de cooperación internacional. Como aporte argentino para el resto de los países participantes, la senadora presentó la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Sobre la participación en el PARLATINO, Di Tullio afirmó: “En un contexto de recrudecimiento de la violencia política, de discursos que avalan el retroceso en derechos conquistados o que buscan minimizar de nuestros reclamos de soberanía, y de proscripción de líderes políticos que defienden los intereses populares, debemos llevar estos temas, participar y fortalecer nuestras instituciones regionales parlamentarias, como otra herramienta para luchar contra la baja calidad de nuestra democracia, una cuestión que viene planteando nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. La delegación argentina se completa con las senadoras nacionales Lucía Corpacci (Catamarca) y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego). Sobre el PARLATINO El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) es un organismo regional, integrado por los parlamentos nacionales de los países soberanos e independientes de América Latina y el Caribe. Creado en 1987, en la actualidad los países miembros son 23: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curaçao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Sint Marteen, Suriname, Uruguay y Venezuela. En febrero de 2022, durante la 36ta asamblea anual de la institución, se determinó que la República Argentina presidirá el organismo durante el período 2022-2024. Entre los objetivos del PARLATINO se encuentran el fomento del desarrollo económico y social de Latinoamérica; pugnar por la plena integración económica, política y cultural de sus pueblos; defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa con estricto apego a los principios de no intervención y de libre autodeterminación de los pueblos; velar por el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo, neocolonialismo, racismo y cualquier otra forma de discriminación; oponerse a la acción imperialista en América Latina, recomendando la adecuada legislación normativa y programática que permita a los pueblos latinoamericanos el pleno ejercicio de su soberanía permanente sobre los recursos naturales y su mejor utilización y conservación; luchar en favor de la cooperación internacional, como medio para instrumentar y fomentar el desarrollo armónico de la comunidad latinoamericana, en términos de bienestar general; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales y luchar por el desarme mundial, denunciando y combatiendo el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina, en el ámbito internacional, respecto al justo reconocimiento de sus derechos en la lucha por la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional; propugnar el fortalecimiento de los parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados y debatir y formular políticas de solución a problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior.Ser mujer y política en América Latina no es nada fácil. La violencia política contra las mujeres no la ejerce sólo el varón, se ejerce desde las redes sociales, los medios masivos de comunicación, desde el sistema todo, por eso es importante que la denunciemos en todos los ámbitos. Y como lo venimos recalcando, la deshumanización a la que nos someten desde todos los ángulos, llega al límite de que intenten suprimirnos. El caso de los intentos de asesinato contra nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo pone de manifiesto”, afirmó Di Tullio. Respecto a la declaración sobre nuestras Islas Malvinas, la senadora bonaerense expresó: “Estamos muy orgullosos y orgullosas de seguir llevando a todos los foros internacionales nuestro legítimo reclamo de soberanía sobre las Islas, y esta declaración refuerza el apoyo de la región sobre este histórico reclamo”. El PARLATINO, que se desarrolla en Panamá bajo el lema “Mujeres y niñas protagonistas necesarias en el desarrollo de América Latina y el Caribe” reunió a 13 comisiones de trabajo que debatieron durante los días miércoles 17 y jueves 18 de mayo, mientras que las sesiones plenarias se llevaron adelante el viernes 19 y el sábado 20 de mayo. El acto de apertura estuvo a cargo de la presidenta del organismo para el período 2022-2024, la senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR) quien presentó un informe sobre las actividades realizadas por los diferentes órganos de la institución. Además de las declaraciones obtenidas, en el marco de la Comisión de Igualdad de Género, Niñez y Juventud, la senadora Di Tullio participó de los debates sobre la formulación de leyes modelo sobre la real equidad de género en el precio de los bienes de consumo masivo (contra el llamado “impuesto rosa”) , la introducción del concepto de responsabilidad parental en la legislación familiar y un proyecto contra la sextorsión, entre otros temas de cooperación internacional. Como aporte argentino para el resto de los países participantes, la senadora presentó la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Sobre la participación en el PARLATINO, Di Tullio afirmó: “En un contexto de recrudecimiento de la violencia política, de discursos que avalan el retroceso en derechos conquistados o que buscan minimizar de nuestros reclamos de soberanía, y de proscripción de líderes políticos que defienden los intereses populares, debemos llevar estos temas, participar y fortalecer nuestras instituciones regionales parlamentarias, como otra herramienta para luchar contra la baja calidad de nuestra democracia, una cuestión que viene planteando nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. La delegación argentina se completa con las senadoras nacionales Lucía Corpacci (Catamarca) y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego). Sobre el PARLATINO El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) es un organismo regional, integrado por los parlamentos nacionales de los países soberanos e independientes de América Latina y el Caribe. Creado en 1987, en la actualidad los países miembros son 23: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curaçao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Sint Marteen, Suriname, Uruguay y Venezuela. En febrero de 2022, durante la 36ta asamblea anual de la institución, se determinó que la República Argentina presidirá el organismo durante el período 2022-2024. Entre los objetivos del PARLATINO se encuentran el fomento del desarrollo económico y social de Latinoamérica; pugnar por la plena integración económica, política y cultural de sus pueblos; defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa con estricto apego a los principios de no intervención y de libre autodeterminación de los pueblos; velar por el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo, neocolonialismo, racismo y cualquier otra forma de discriminación; oponerse a la acción imperialista en América Latina, recomendando la adecuada legislación normativa y programática que permita a los pueblos latinoamericanos el pleno ejercicio de su soberanía permanente sobre los recursos naturales y su mejor utilización y conservación; luchar en favor de la cooperación internacional, como medio para instrumentar y fomentar el desarrollo armónico de la comunidad latinoamericana, en términos de bienestar general; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales y luchar por el desarme mundial, denunciando y combatiendo el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina, en el ámbito internacional, respecto al justo reconocimiento de sus derechos en la lucha por la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional; propugnar el fortalecimiento de los parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados y debatir y formular políticas de solución a problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior.Ser mujer y política en América Latina no es nada fácil. La violencia política contra las mujeres no la ejerce sólo el varón, se ejerce desde las redes sociales, los medios masivos de comunicación, desde el sistema todo, por eso es importante que la denunciemos en todos los ámbitos. Y como lo venimos recalcando, la deshumanización a la que nos someten desde todos los ángulos, llega al límite de que intenten suprimirnos. El caso de los intentos de asesinato contra nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo pone de manifiesto”, afirmó Di Tullio. Respecto a la declaración sobre nuestras Islas Malvinas, la senadora bonaerense expresó: “Estamos muy orgullosos y orgullosas de seguir llevando a todos los foros internacionales nuestro legítimo reclamo de soberanía sobre las Islas, y esta declaración refuerza el apoyo de la región sobre este histórico reclamo”. El PARLATINO, que se desarrolla en Panamá bajo el lema “Mujeres y niñas protagonistas necesarias en el desarrollo de América Latina y el Caribe” reunió a 13 comisiones de trabajo que debatieron durante los días miércoles 17 y jueves 18 de mayo, mientras que las sesiones plenarias se llevaron adelante el viernes 19 y el sábado 20 de mayo. El acto de apertura estuvo a cargo de la presidenta del organismo para el período 2022-2024, la senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR) quien presentó un informe sobre las actividades realizadas por los diferentes órganos de la institución. Además de las declaraciones obtenidas, en el marco de la Comisión de Igualdad de Género, Niñez y Juventud, la senadora Di Tullio participó de los debates sobre la formulación de leyes modelo sobre la real equidad de género en el precio de los bienes de consumo masivo (contra el llamado “impuesto rosa”) , la introducción del concepto de responsabilidad parental en la legislación familiar y un proyecto contra la sextorsión, entre otros temas de cooperación internacional. Como aporte argentino para el resto de los países participantes, la senadora presentó la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Sobre la participación en el PARLATINO, Di Tullio afirmó: “En un contexto de recrudecimiento de la violencia política, de discursos que avalan el retroceso en derechos conquistados o que buscan minimizar de nuestros reclamos de soberanía, y de proscripción de líderes políticos que defienden los intereses populares, debemos llevar estos temas, participar y fortalecer nuestras instituciones regionales parlamentarias, como otra herramienta para luchar contra la baja calidad de nuestra democracia, una cuestión que viene planteando nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. La delegación argentina se completa con las senadoras nacionales Lucía Corpacci (Catamarca) y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego). Sobre el PARLATINO El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) es un organismo regional, integrado por los parlamentos nacionales de los países soberanos e independientes de América Latina y el Caribe. Creado en 1987, en la actualidad los países miembros son 23: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curaçao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Sint Marteen, Suriname, Uruguay y Venezuela. En febrero de 2022, durante la 36ta asamblea anual de la institución, se determinó que la República Argentina presidirá el organismo durante el período 2022-2024. Entre los objetivos del PARLATINO se encuentran el fomento del desarrollo económico y social de Latinoamérica; pugnar por la plena integración económica, política y cultural de sus pueblos; defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa con estricto apego a los principios de no intervención y de libre autodeterminación de los pueblos; velar por el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo, neocolonialismo, racismo y cualquier otra forma de discriminación; oponerse a la acción imperialista en América Latina, recomendando la adecuada legislación normativa y programática que permita a los pueblos latinoamericanos el pleno ejercicio de su soberanía permanente sobre los recursos naturales y su mejor utilización y conservación; luchar en favor de la cooperación internacional, como medio para instrumentar y fomentar el desarrollo armónico de la comunidad latinoamericana, en términos de bienestar general; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales y luchar por el desarme mundial, denunciando y combatiendo el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina, en el ámbito internacional, respecto al justo reconocimiento de sus derechos en la lucha por la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional; propugnar el fortalecimiento de los parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados y debatir y formular políticas de solución a problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior.Ser mujer y política en América Latina no es nada fácil. La violencia política contra las mujeres no la ejerce sólo el varón, se ejerce desde las redes sociales, los medios masivos de comunicación, desde el sistema todo, por eso es importante que la denunciemos en todos los ámbitos. Y como lo venimos recalcando, la deshumanización a la que nos someten desde todos los ángulos, llega al límite de que intenten suprimirnos. El caso de los intentos de asesinato contra nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo pone de manifiesto”, afirmó Di Tullio. Respecto a la declaración sobre nuestras Islas Malvinas, la senadora bonaerense expresó: “Estamos muy orgullosos y orgullosas de seguir llevando a todos los foros internacionales nuestro legítimo reclamo de soberanía sobre las Islas, y esta declaración refuerza el apoyo de la región sobre este histórico reclamo”. El PARLATINO, que se desarrolla en Panamá bajo el lema “Mujeres y niñas protagonistas necesarias en el desarrollo de América Latina y el Caribe” reunió a 13 comisiones de trabajo que debatieron durante los días miércoles 17 y jueves 18 de mayo, mientras que las sesiones plenarias se llevaron adelante el viernes 19 y el sábado 20 de mayo. El acto de apertura estuvo a cargo de la presidenta del organismo para el período 2022-2024, la senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR) quien presentó un informe sobre las actividades realizadas por los diferentes órganos de la institución. Además de las declaraciones obtenidas, en el marco de la Comisión de Igualdad de Género, Niñez y Juventud, la senadora Di Tullio participó de los debates sobre la formulación de leyes modelo sobre la real equidad de género en el precio de los bienes de consumo masivo (contra el llamado “impuesto rosa”) , la introducción del concepto de responsabilidad parental en la legislación familiar y un proyecto contra la sextorsión, entre otros temas de cooperación internacional. Como aporte argentino para el resto de los países participantes, la senadora presentó la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Sobre la participación en el PARLATINO, Di Tullio afirmó: “En un contexto de recrudecimiento de la violencia política, de discursos que avalan el retroceso en derechos conquistados o que buscan minimizar de nuestros reclamos de soberanía, y de proscripción de líderes políticos que defienden los intereses populares, debemos llevar estos temas, participar y fortalecer nuestras instituciones regionales parlamentarias, como otra herramienta para luchar contra la baja calidad de nuestra democracia, una cuestión que viene planteando nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. La delegación argentina se completa con las senadoras nacionales Lucía Corpacci (Catamarca) y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego). Sobre el PARLATINO El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) es un organismo regional, integrado por los parlamentos nacionales de los países soberanos e independientes de América Latina y el Caribe. Creado en 1987, en la actualidad los países miembros son 23: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curaçao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Sint Marteen, Suriname, Uruguay y Venezuela. En febrero de 2022, durante la 36ta asamblea anual de la institución, se determinó que la República Argentina presidirá el organismo durante el período 2022-2024. Entre los objetivos del PARLATINO se encuentran el fomento del desarrollo económico y social de Latinoamérica; pugnar por la plena integración económica, política y cultural de sus pueblos; defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa con estricto apego a los principios de no intervención y de libre autodeterminación de los pueblos; velar por el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo, neocolonialismo, racismo y cualquier otra forma de discriminación; oponerse a la acción imperialista en América Latina, recomendando la adecuada legislación normativa y programática que permita a los pueblos latinoamericanos el pleno ejercicio de su soberanía permanente sobre los recursos naturales y su mejor utilización y conservación; luchar en favor de la cooperación internacional, como medio para instrumentar y fomentar el desarrollo armónico de la comunidad latinoamericana, en términos de bienestar general; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales y luchar por el desarme mundial, denunciando y combatiendo el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina, en el ámbito internacional, respecto al justo reconocimiento de sus derechos en la lucha por la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional; propugnar el fortalecimiento de los parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados y debatir y formular políticas de solución a problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior.Ser mujer y política en América Latina no es nada fácil. La violencia política contra las mujeres no la ejerce sólo el varón, se ejerce desde las redes sociales, los medios masivos de comunicación, desde el sistema todo, por eso es importante que la denunciemos en todos los ámbitos. Y como lo venimos recalcando, la deshumanización a la que nos someten desde todos los ángulos, llega al límite de que intenten suprimirnos. El caso de los intentos de asesinato contra nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo pone de manifiesto”, afirmó Di Tullio. Respecto a la declaración sobre nuestras Islas Malvinas, la senadora bonaerense expresó: “Estamos muy orgullosos y orgullosas de seguir llevando a todos los foros internacionales nuestro legítimo reclamo de soberanía sobre las Islas, y esta declaración refuerza el apoyo de la región sobre este histórico reclamo”. El PARLATINO, que se desarrolla en Panamá bajo el lema “Mujeres y niñas protagonistas necesarias en el desarrollo de América Latina y el Caribe” reunió a 13 comisiones de trabajo que debatieron durante los días miércoles 17 y jueves 18 de mayo, mientras que las sesiones plenarias se llevaron adelante el viernes 19 y el sábado 20 de mayo. El acto de apertura estuvo a cargo de la presidenta del organismo para el período 2022-2024, la senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR) quien presentó un informe sobre las actividades realizadas por los diferentes órganos de la institución. Además de las declaraciones obtenidas, en el marco de la Comisión de Igualdad de Género, Niñez y Juventud, la senadora Di Tullio participó de los debates sobre la formulación de leyes modelo sobre la real equidad de género en el precio de los bienes de consumo masivo (contra el llamado “impuesto rosa”) , la introducción del concepto de responsabilidad parental en la legislación familiar y un proyecto contra la sextorsión, entre otros temas de cooperación internacional. Como aporte argentino para el resto de los países participantes, la senadora presentó la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Sobre la participación en el PARLATINO, Di Tullio afirmó: “En un contexto de recrudecimiento de la violencia política, de discursos que avalan el retroceso en derechos conquistados o que buscan minimizar de nuestros reclamos de soberanía, y de proscripción de líderes políticos que defienden los intereses populares, debemos llevar estos temas, participar y fortalecer nuestras instituciones regionales parlamentarias, como otra herramienta para luchar contra la baja calidad de nuestra democracia, una cuestión que viene planteando nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. La delegación argentina se completa con las senadoras nacionales Lucía Corpacci (Catamarca) y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego). Sobre el PARLATINO El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) es un organismo regional, integrado por los parlamentos nacionales de los países soberanos e independientes de América Latina y el Caribe. Creado en 1987, en la actualidad los países miembros son 23: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curaçao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Sint Marteen, Suriname, Uruguay y Venezuela. En febrero de 2022, durante la 36ta asamblea anual de la institución, se determinó que la República Argentina presidirá el organismo durante el período 2022-2024. Entre los objetivos del PARLATINO se encuentran el fomento del desarrollo económico y social de Latinoamérica; pugnar por la plena integración económica, política y cultural de sus pueblos; defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa con estricto apego a los principios de no intervención y de libre autodeterminación de los pueblos; velar por el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo, neocolonialismo, racismo y cualquier otra forma de discriminación; oponerse a la acción imperialista en América Latina, recomendando la adecuada legislación normativa y programática que permita a los pueblos latinoamericanos el pleno ejercicio de su soberanía permanente sobre los recursos naturales y su mejor utilización y conservación; luchar en favor de la cooperación internacional, como medio para instrumentar y fomentar el desarrollo armónico de la comunidad latinoamericana, en términos de bienestar general; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales y luchar por el desarme mundial, denunciando y combatiendo el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina, en el ámbito internacional, respecto al justo reconocimiento de sus derechos en la lucha por la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional; propugnar el fortalecimiento de los parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados y debatir y formular políticas de solución a problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior.Ser mujer y política en América Latina no es nada fácil. La violencia política contra las mujeres no la ejerce sólo el varón, se ejerce desde las redes sociales, los medios masivos de comunicación, desde el sistema todo, por eso es importante que la denunciemos en todos los ámbitos. Y como lo venimos recalcando, la deshumanización a la que nos someten desde todos los ángulos, llega al límite de que intenten suprimirnos. El caso de los intentos de asesinato contra nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo pone de manifiesto”, afirmó Di Tullio. Respecto a la declaración sobre nuestras Islas Malvinas, la senadora bonaerense expresó: “Estamos muy orgullosos y orgullosas de seguir llevando a todos los foros internacionales nuestro legítimo reclamo de soberanía sobre las Islas, y esta declaración refuerza el apoyo de la región sobre este histórico reclamo”. El PARLATINO, que se desarrolla en Panamá bajo el lema “Mujeres y niñas protagonistas necesarias en el desarrollo de América Latina y el Caribe” reunió a 13 comisiones de trabajo que debatieron durante los días miércoles 17 y jueves 18 de mayo, mientras que las sesiones plenarias se llevaron adelante el viernes 19 y el sábado 20 de mayo. El acto de apertura estuvo a cargo de la presidenta del organismo para el período 2022-2024, la senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR) quien presentó un informe sobre las actividades realizadas por los diferentes órganos de la institución. Además de las declaraciones obtenidas, en el marco de la Comisión de Igualdad de Género, Niñez y Juventud, la senadora Di Tullio participó de los debates sobre la formulación de leyes modelo sobre la real equidad de género en el precio de los bienes de consumo masivo (contra el llamado “impuesto rosa”) , la introducción del concepto de responsabilidad parental en la legislación familiar y un proyecto contra la sextorsión, entre otros temas de cooperación internacional. Como aporte argentino para el resto de los países participantes, la senadora presentó la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Sobre la participación en el PARLATINO, Di Tullio afirmó: “En un contexto de recrudecimiento de la violencia política, de discursos que avalan el retroceso en derechos conquistados o que buscan minimizar de nuestros reclamos de soberanía, y de proscripción de líderes políticos que defienden los intereses populares, debemos llevar estos temas, participar y fortalecer nuestras instituciones regionales parlamentarias, como otra herramienta para luchar contra la baja calidad de nuestra democracia, una cuestión que viene planteando nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. La delegación argentina se completa con las senadoras nacionales Lucía Corpacci (Catamarca) y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego). Sobre el PARLATINO El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) es un organismo regional, integrado por los parlamentos nacionales de los países soberanos e independientes de América Latina y el Caribe. Creado en 1987, en la actualidad los países miembros son 23: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curaçao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Sint Marteen, Suriname, Uruguay y Venezuela. En febrero de 2022, durante la 36ta asamblea anual de la institución, se determinó que la República Argentina presidirá el organismo durante el período 2022-2024. Entre los objetivos del PARLATINO se encuentran el fomento del desarrollo económico y social de Latinoamérica; pugnar por la plena integración económica, política y cultural de sus pueblos; defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa con estricto apego a los principios de no intervención y de libre autodeterminación de los pueblos; velar por el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo, neocolonialismo, racismo y cualquier otra forma de discriminación; oponerse a la acción imperialista en América Latina, recomendando la adecuada legislación normativa y programática que permita a los pueblos latinoamericanos el pleno ejercicio de su soberanía permanente sobre los recursos naturales y su mejor utilización y conservación; luchar en favor de la cooperación internacional, como medio para instrumentar y fomentar el desarrollo armónico de la comunidad latinoamericana, en términos de bienestar general; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales y luchar por el desarme mundial, denunciando y combatiendo el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina, en el ámbito internacional, respecto al justo reconocimiento de sus derechos en la lucha por la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional; propugnar el fortalecimiento de los parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados y debatir y formular políticas de solución a problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior.Ser mujer y política en América Latina no es nada fácil. La violencia política contra las mujeres no la ejerce sólo el varón, se ejerce desde las redes sociales, los medios masivos de comunicación, desde el sistema todo, por eso es importante que la denunciemos en todos los ámbitos. Y como lo venimos recalcando, la deshumanización a la que nos someten desde todos los ángulos, llega al límite de que intenten suprimirnos. El caso de los intentos de asesinato contra nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo pone de manifiesto”, afirmó Di Tullio. Respecto a la declaración sobre nuestras Islas Malvinas, la senadora bonaerense expresó: “Estamos muy orgullosos y orgullosas de seguir llevando a todos los foros internacionales nuestro legítimo reclamo de soberanía sobre las Islas, y esta declaración refuerza el apoyo de la región sobre este histórico reclamo”. El PARLATINO, que se desarrolla en Panamá bajo el lema “Mujeres y niñas protagonistas necesarias en el desarrollo de América Latina y el Caribe” reunió a 13 comisiones de trabajo que debatieron durante los días miércoles 17 y jueves 18 de mayo, mientras que las sesiones plenarias se llevaron adelante el viernes 19 y el sábado 20 de mayo. El acto de apertura estuvo a cargo de la presidenta del organismo para el período 2022-2024, la senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR) quien presentó un informe sobre las actividades realizadas por los diferentes órganos de la institución. Además de las declaraciones obtenidas, en el marco de la Comisión de Igualdad de Género, Niñez y Juventud, la senadora Di Tullio participó de los debates sobre la formulación de leyes modelo sobre la real equidad de género en el precio de los bienes de consumo masivo (contra el llamado “impuesto rosa”) , la introducción del concepto de responsabilidad parental en la legislación familiar y un proyecto contra la sextorsión, entre otros temas de cooperación internacional. Como aporte argentino para el resto de los países participantes, la senadora presentó la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Sobre la participación en el PARLATINO, Di Tullio afirmó: “En un contexto de recrudecimiento de la violencia política, de discursos que avalan el retroceso en derechos conquistados o que buscan minimizar de nuestros reclamos de soberanía, y de proscripción de líderes políticos que defienden los intereses populares, debemos llevar estos temas, participar y fortalecer nuestras instituciones regionales parlamentarias, como otra herramienta para luchar contra la baja calidad de nuestra democracia, una cuestión que viene planteando nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. La delegación argentina se completa con las senadoras nacionales Lucía Corpacci (Catamarca) y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego). Sobre el PARLATINO El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) es un organismo regional, integrado por los parlamentos nacionales de los países soberanos e independientes de América Latina y el Caribe. Creado en 1987, en la actualidad los países miembros son 23: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curaçao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Sint Marteen, Suriname, Uruguay y Venezuela. En febrero de 2022, durante la 36ta asamblea anual de la institución, se determinó que la República Argentina presidirá el organismo durante el período 2022-2024. Entre los objetivos del PARLATINO se encuentran el fomento del desarrollo económico y social de Latinoamérica; pugnar por la plena integración económica, política y cultural de sus pueblos; defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa con estricto apego a los principios de no intervención y de libre autodeterminación de los pueblos; velar por el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo, neocolonialismo, racismo y cualquier otra forma de discriminación; oponerse a la acción imperialista en América Latina, recomendando la adecuada legislación normativa y programática que permita a los pueblos latinoamericanos el pleno ejercicio de su soberanía permanente sobre los recursos naturales y su mejor utilización y conservación; luchar en favor de la cooperación internacional, como medio para instrumentar y fomentar el desarrollo armónico de la comunidad latinoamericana, en términos de bienestar general; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales y luchar por el desarme mundial, denunciando y combatiendo el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina, en el ámbito internacional, respecto al justo reconocimiento de sus derechos en la lucha por la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional; propugnar el fortalecimiento de los parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados y debatir y formular políticas de solución a problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior.Ser mujer y política en América Latina no es nada fácil. La violencia política contra las mujeres no la ejerce sólo el varón, se ejerce desde las redes sociales, los medios masivos de comunicación, desde el sistema todo, por eso es importante que la denunciemos en todos los ámbitos. Y como lo venimos recalcando, la deshumanización a la que nos someten desde todos los ángulos, llega al límite de que intenten suprimirnos. El caso de los intentos de asesinato contra nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo pone de manifiesto”, afirmó Di Tullio. Respecto a la declaración sobre nuestras Islas Malvinas, la senadora bonaerense expresó: “Estamos muy orgullosos y orgullosas de seguir llevando a todos los foros internacionales nuestro legítimo reclamo de soberanía sobre las Islas, y esta declaración refuerza el apoyo de la región sobre este histórico reclamo”. El PARLATINO, que se desarrolla en Panamá bajo el lema “Mujeres y niñas protagonistas necesarias en el desarrollo de América Latina y el Caribe” reunió a 13 comisiones de trabajo que debatieron durante los días miércoles 17 y jueves 18 de mayo, mientras que las sesiones plenarias se llevaron adelante el viernes 19 y el sábado 20 de mayo. El acto de apertura estuvo a cargo de la presidenta del organismo para el período 2022-2024, la senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR) quien presentó un informe sobre las actividades realizadas por los diferentes órganos de la institución. Además de las declaraciones obtenidas, en el marco de la Comisión de Igualdad de Género, Niñez y Juventud, la senadora Di Tullio participó de los debates sobre la formulación de leyes modelo sobre la real equidad de género en el precio de los bienes de consumo masivo (contra el llamado “impuesto rosa”) , la introducción del concepto de responsabilidad parental en la legislación familiar y un proyecto contra la sextorsión, entre otros temas de cooperación internacional. Como aporte argentino para el resto de los países participantes, la senadora presentó la Ley 27.499, conocida como Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Sobre la participación en el PARLATINO, Di Tullio afirmó: “En un contexto de recrudecimiento de la violencia política, de discursos que avalan el retroceso en derechos conquistados o que buscan minimizar de nuestros reclamos de soberanía, y de proscripción de líderes políticos que defienden los intereses populares, debemos llevar estos temas, participar y fortalecer nuestras instituciones regionales parlamentarias, como otra herramienta para luchar contra la baja calidad de nuestra democracia, una cuestión que viene planteando nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. La delegación argentina se completa con las senadoras nacionales Lucía Corpacci (Catamarca) y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego). Sobre el PARLATINO El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) es un organismo regional, integrado por los parlamentos nacionales de los países soberanos e independientes de América Latina y el Caribe. Creado en 1987, en la actualidad los países miembros son 23: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curaçao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Sint Marteen, Suriname, Uruguay y Venezuela. En febrero de 2022, durante la 36ta asamblea anual de la institución, se determinó que la República Argentina presidirá el organismo durante el período 2022-2024. Entre los objetivos del PARLATINO se encuentran el fomento del desarrollo económico y social de Latinoamérica; pugnar por la plena integración económica, política y cultural de sus pueblos; defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa con estricto apego a los principios de no intervención y de libre autodeterminación de los pueblos; velar por el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo, neocolonialismo, racismo y cualquier otra forma de discriminación; oponerse a la acción imperialista en América Latina, recomendando la adecuada legislación normativa y programática que permita a los pueblos latinoamericanos el pleno ejercicio de su soberanía permanente sobre los recursos naturales y su mejor utilización y conservación; luchar en favor de la cooperación internacional, como medio para instrumentar y fomentar el desarrollo armónico de la comunidad latinoamericana, en términos de bienestar general; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales y luchar por el desarme mundial, denunciando y combatiendo el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina, en el ámbito internacional, respecto al justo reconocimiento de sus derechos en la lucha por la instauración de un Nuevo Orden Económico Internacional; propugnar el fortalecimiento de los parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados y debatir y formular políticas de solución a problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior.

COMPARTIR:

Comentarios